Dormir junto a una persona que ronca Ciertamente no es una de las experiencias más placenteras de la vida. Sin embargo, es necesario conocer el problema en detalle para afrontarlo de la forma correcta y evitar el peligro de que puedan existir otros trastornos subyacentes. Por lo tanto, aquí está todo lo que necesita saber cuidadosamente sobre este tema.

¿Por qué roncas cuando duermes?

El término científico correcto es ronquidos y con ello nos referimos a esa condición que hace que una persona mientras duerme emita un ruido particularmente fuerte, a veces molesto. El ruido que emite el cuerpo de los afectados por este problema emite un sonido que varía según varios factores.

En particular, sin embargo, se puede decir que es generado principalmente a nivel del paladar blando causado por la obstrucción parcial de las vías respiratorias. Si, por el contrario, la obstrucción es completa, el paso de aire al tracto respiratorio se vuelve particularmente complejo, provocando apnea del sueño.

Esta reducción de diámetro, a veces marcada, puede afectar varias áreas del tracto respiratorio: no solo la nariz, sino también la hipofaringe y la orofaringe. Por tanto, la vibración del paladar blando se vuelve inevitable y además de los ronquidos y ese molesto ruido mientras duermes.

Para entender esto, basta pensar en lo que pasa cuando duermes: la nariz se usa para respirar pero si está bloqueada debe dejar pasar el aire por la boca creando las vibraciones de todas sus zonas blandas.

Las principales causas de los ronquidos

Hay causas que condicionan los ronquidos nocturnos. En primer lugar debemos partir de las razones patológicas y fisiológicas. De hecho, puede haber alteraciones en la conformación del tracto respiratorio de algunos sujetos.

Esto ocurre en la mayoría de los casos desde el nacimiento, por lo que resulta difícil pensar en un remedio eficaz si no es quirúrgico o al menos farmacológico.

Otros factores como la obesidad y el sobrepeso, pero también contribuyen a agravar este tipo de afecciones malformaciones de toda la cavidad bucal o problemas de desviación del tabique nasal que implican alteraciones obvias en la respiración.

Hablando desde un punto de vista exclusivamente patológico, se puede decir que los ronquidos pueden ser provocados por la apnea del sueño y otras molestias como la poliposis nasal. El consumo excesivo de alcohol puede hacer el resto, así como los alimentos excesivamente pesados ​​que se consumen justo antes de acostarse.

Algún consejo:

Sin duda no es fácil dejar de roncar pero usando algunos pequeños trucos esto será realmente posible. En primer lugar, debemos partir de la importancia de mantener un peso adecuado ya que la acumulación de adiposidad puede llevar a una mayor dificultad para respirar especialmente cuando estás en posición acostada.

Incluso un sobrepeso moderado puede causar ronquidos haciendo que la persona ronque. De también evita beber alcohol especialmente antes de irse a dormir, ya que lo hacen muy pesado.

También es mejor tener una cena ligera antes de irse a dormir. mantenerse alejado de los alimentos grasos como las patatas fritas o incluso los dulces. No dormir boca arriba también te permite dormir mucho tiempo evitando roncar ya que en esa posición el sistema respiratorio ya estaría predispuesto a roncar.

¿Cómo dejar de roncar? Los principales remedios para los roncadores:

Hay algunas soluciones convenientes que puede usar cuando vive con una persona que ronca. En primer lugar, recomiende los parches nasales diseñados para aumentar el flujo de aire en las fosas nasales. uno de ellos es Real Dreams pro, el hermano mayor del Dispositivo de ronquido Dormirelax.

también se recomiendan tés de hierbas, preferiblemente a base de valeriana que puede garantizar un sueño mejor y más relajado. También hay un dilatador especial que asegura que la respiración nocturna no provoque ronquidos.

De hecho, toma la forma de las fosas nasales y se adapta perfectamente haciendo que el sueño sea mucho mejor. De esta forma, además de no roncar, no despertará con dolor de cabeza, dolor de garganta o boca seca.

También existen tratamientos farmacológicos que implican el uso de moléculas capaces de favorecer el sueño durante la noche. Por nombrar algunos, teofilina, citrato de cafeína y modafinilo, todos sin embargo sujetos a prescripción médica, por lo que es necesario que un médico los aconseje estableciendo la dosis exacta.

Por tanto, basta con aprovechar algunas pequeñas precauciones para estar seguro no solo de mejorar la calidad de tu sueño o de los que te rodean, sino también para evitar situaciones más problemáticas.

El mal sueño puede afectar la vida diaria de una persona y especialmente sus principales acciones. Aquí porque Siempre es bueno tener en cuenta todos estos aspectos relacionados con el ronquido.. Solo así se puede remediar una situación a veces problemática.

Leave a Reply